Rosemary Atri

Rosemary Atri Durante los últimos 20 años ha formado a más de 10 generaciones de maestros en toda la República Mexicana, dentro del programa de Lunananda Yoga y Artes Somáticas Rosemary es graduada de la Carrera de Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Anáhuac. Tiene estudios en psicología, filosofía e historia del arte. [...]

Rosemary Atri

Durante los últimos 20 años ha formado a más de 10 generaciones de maestros en toda la República Mexicana, dentro del programa de Lunananda Yoga y Artes Somáticas

Rosemary es graduada de la Carrera de Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Anáhuac. Tiene estudios en psicología, filosofía e historia del arte.
Es practicante de yoga desde hace más de tres décadas. Como maestra, su énfasis de enseñanza siempre ha incluido vivenciar nuestra anatomía y nuestra biología; dando la mayor importancia a experimentar el movimiento como un camino de liberación constante. Considera que la tarea más importante de nuestra vida es aprender a vivir en casa en nuestro propio cuerpo, y eso comprende saber modificar nuestra práctica de acuerdo a las distintas etapas de nuestra vida.
Durante los últimos 20 años ha formado a más de 10 generaciones de maestros en toda la República Mexicana, dentro del programa de Lunananda Yoga y Artes Somáticas.
Ha estudiado con muchos de los maestros de yoga, de mayor reconocimiento internacional y está certificada por Dona Holleman de Holanda y Orit Sen Gupta de Israel. Inspirada por Trish O’Rielly, la maestra que más influyó en su estilo de enseñanza, viajó a India en el 2000 para estudiar en el Khrisnamacharya Yoga Mandiram.
Su enseñanza ha estado siempre fundamentada en el estudio de la filosofía occidental y oriental.

CLASES DE ROSEMARY ATRI

Rosemary Atri

15:30-16:45 Sala 4

La inteligencia del espacio corporal
Rosemary Atri

El movimiento realizado inteligentemente es nuestro camino hacia la sanación. Movernos es un derecho biológico que va mucho más allá de entrenar al cuerpo. Un cuerpo que explora el movimiento es inteligente y dinámico, y responde creativamente ante la vida y sus retos. Modificar nuestra fisiología, por medio de liberar patrones de tensión en el tejido blando, y en el sistema miofascial, modifica la manera en la que el cuerpo es sostenido en el espacio, y a través de ello modifica nuestra percepción externa e interna del mundo. Nuestro cuerpo constituye la estructura de nuestra personalidad. Adentrarnos, saborear y transformar nuestra inteligencia corporal es lo que nos hace libres. Hoy, mas que nunca, las personas corremos el riesgo de vivir en un estado de separación de nuestro propio cuerpo, de padecer una fragmentación entre cuerpo y mente. Como maestros de yoga, estamos listos para dar un salto cuántico en nuestra visión del movimiento, de porque y para que enseñamos, y de darnos cuenta que nuestro mejor rol didáctico es el de ofrecer caminos de bienestar y de expresividad. Valoremos los espacios de enseñanza que tenemos y aprendamos a guiar a los alumnos a reencontrarse con su sistema de monitoreo interno como camino de bienestar total. La clave es adquirir inteligencia kinestésica IK, como camino a la inteligencia emocional IE. Mas que las posturas en sí mismas, debemos poner nuestro interés en develar la adaptación o mal-adaptación de nuestra forma estructural expresándose en el espacio. Es importante desenmascarar las adaptaciones fallidas que hemos creado y desde luego ver a las asanas como estrategias de movimiento, no como formas determinadas.

1:15 Horas. Multinivel. Hilton Mexico City Reforma